El Gobierno ha decidido derogar el llamado ‘impuesto al sol’, que dificultaba y desincentivaba el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico en España, dentro de las medidas incluidas en el real decreto-ley aprobado.

Además, se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo que permitirá el autoconsumo de energía eléctrica sin peajes ni cargos.

Por tanto, se deroga el cargo que se imponía por la generación de energía solar que se empleaba para el autoconsumo de instalaciones con una producción menor de 10 kW; el denominado ‘impuesto al sol’.

Según el Ejecutivo, el desarrollo del autoconsumo garantiza a los consumidores “el acceso a alternativas más baratas y respetuosas con los límites del planeta, contribuye a reducir las necesidades de la red eléctrica, genera mayor independencia energética y permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Además, considera que es una actividad “generadora de empleo vinculado a la transición ecológica, como ya se ha demostrado en países de nuestro entorno”.

Desde WE Servicios Energéticos, estamos convencidos que es una gran noticia en la carrera hacia modelos de consumo más sostenibles.