En WE Servicios Energéticos seguimos avanzando hacia modelos de consumo más sostenibles, es por ello que a continuación recopilamos algunas de las ventajas que ofrecemos al cliente una vez que se decide a dar el paso y entrar en la carrera de la eficiencia energética de nuestra mano.

-Mayor eficiencia energética: Las pérdidas por la conducción de la electricidad en las redes de transporte y distribución muy avanzadas como las españolas representan aproximadamente un 8% del total de la energía generada. La generación distribuida, al acercar el punto de generación al de consumo, reduce en buena medida dichas pérdidas.

-Reduce los costes del suministro eléctrico: Permite utilizar la energía generada para autoconsumo, reduciendo proporcionalmente el consumo de electricidad de la red y ahorrando costes. De hecho, la generación distribuida se considera en algunos países como una medida de eficiencia energética, ya que a efectos del balance neto el consumo de la red disminuye. No es el caso de España, donde la reducción de consumo neto por generación in-situ (autoconsumo) está gravado con peajes y trabas por parte de la administración y las empresas distribuidoras de electricidad.

-Potenciar la generación sostenible: La mayor parte de instalaciones de generación distribuida aprovechan fuentes renovables. El desarrollo de las mismas permitirá una mayor penetración de estas tecnologías en el mix energético, reduciendo las emisiones nocivas y contribuyendo a un sistema más sostenible y respetuoso con el medioambiente.

-Menor impacto paisajístico y ambiental: Reduce la necesidad de grandes instalaciones que afectan al paisaje y a los ecosistemas, aprovechando además la red ya existente, sin obligar a reforzarla. Al ser instalaciones de generación de menor potencia y tamaño, se integran mejor en el entorno.

-Facilita la independencia económica de regiones aisladas: En regiones aisladas poner en marcha redes centralizadas supone una gran inversión. En este escenario es preferible el desarrollo de microrredes que den respuesta a la demanda creciente de una forma más eficiente y eficaz en términos económicos.

-La generación distribuida será clave en el desarrollo de las Smart Cities, donde las redes de energía y datos convergirán y podrá así optimizarse el consumo de energía al máximo gracias a tecnologías tales como Big Data y Blockchain.

-Los sectores industriales con mayor potencial para integrar energía distribuida en España son los más intensivos en uso de electricidad: automovilístico, logístico, portuario, hotelero o agrícola, entre otros.