El sector fotovoltaico instaló el año pasado 459 megavatios de autoconsumos en España

El dato lo hizo público ayer, en la feria de las energías renovables -Genera-, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). “De estos 459 MW -explican desde UNEF-, estimamos que un 10%  corresponde a instalaciones de autoconsumo aisladas de la red; y un 90%, a proyectos conectados a la red eléctrica”. En cuanto al reparto por sectores, la Asociación estima que la mayoría de esta nueva potencia (un 50-60%) se ha instalado en el sector industrial, un 30-40% en el sector comercial y un 10% en el sector residencial.

El sector fotovoltaico instaló el año pasado 459 megavatios de autoconsumos en España

Octubre de 2018. Teresa Ribera, a la sazón ministra para la Transición Ecológica, anuncia la derogación del impuesto al Sol. La promesa se ejecuta en dos actos. El primero ha lugar concretamente el día 5 de ese mes, cuando el Gobierno publica en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, “de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores”, norma mediante la que el Ejecutivo realiza una modificación profunda en la regulación del autoconsumo en España “con el fin -redacta el legislador- de que los consumidores, productores, y la sociedad en su conjunto, puedan beneficiarse de las ventajas que puede acarrear esta actividad, en términos de menores necesidades de red, mayor independencia energética y menores emisiones de gases de efecto invernadero”. Discurso claro y directo. El segundo acto tiene lugar siete meses después, en primavera, cuando el mismo Ejecutivo aprueba otro real decreto, el 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

El mercado del autoconsumo ya había manifestado notorios síntomas de actividad. De hecho, incluso con el impuesto al Sol en “vigor”, el sector estaba logrando penetrar en el sector industrial y agropecuario, con instalaciones que en ocasiones superaban el centenar de kilovatios (algunas estimaciones apuntan a que en España se instalaron más de 100 MW de autoconsumos en 2017). En todo caso, lo cierto es que la derogación oficial del impuesto al Sol en el último trimestre de 2018 ha desatado todas las expectativas, que se han materializado de manera extraordinaria en este último ejercicio. Así, y según los datos que publicó ayer UNEF, en 2019 se instalaron 459 MW de potencia fotovoltaica para autoconsumo, lo que duplica la potencia instalada en 2018, 235 megavatios. ¿El detonante de esa eclosión? Pues, según la Asociación del sector fotovoltaico, “el nuevo marco normativo liberalizado, definido por el RD de Autoconsumo 244/2019 y el RDL 15/2018, que, además de eliminar las barreras económicas y administrativas, como el llamado impuesto al Sol, ha introducido la posibilidad de instalar autoconsumo compartido en bloques de viviendas y el mecanismo de compensación simplificada, a través del cual los autoconsumidores pueden recibir una compensación económica para los excedentes de energía que vierten a la red”.

Los datos, al detalle
La Unión Española Fotovoltaica estima que en 2019 el sector ha instalado 459 megavatios de autoconsumos. El 10% de esa potencia correspondería a instalaciones de autoconsumo aisladas, y un 90% a proyectos conectados a la red eléctrica. En cuanto al reparto por sectores, UNEF estima que la mayoría de esta nueva potencia (entre un 50-60%) se ha instalado en el sector industrial, un 30-40% en el sector comercial y un 10% en el sector residencial.

La asociación empresarial del sector solar fotovoltaico señaló ayer también las asignaturas pendientes del autoconsumo. UNEF destaca dos, concretamente: la eliminación de las barreras administrativas “a nivel autonómico” y, sobre todo, “un rediseño de la tarifa eléctrica en línea con los principios de transición ecológica”. La patronal del sector aboga por “un diseño de la tarifa eléctrica que acompañe el proceso de transición ecológica”, lo que pasaría por eliminar las barreras existentes e impulsar la eficiencia energética y el vehículo eléctrico. “Para ello -apuntan desde UNEF-, es necesario devolver el peso del componente fijo a la media comunitaria (23%)” (actualmente España cuenta con el término fijo más alto -40%- de los países de nuestro entorno “y solamente mediante la reducción de éste a favor de un aumento del peso del término variable los ciudadanos podrán ver reflejados en su factura los ahorros energéticos – y económicos – que suponen las medidas de eficiencia energética” (entre las que UNEF incluye obviamente el autoconsumo).

Más demandas
Otras demandas que UNEF considera relevantes son el desarrollo de la Estrategia Nacional de Autoconsumo y la fijación objetivos específicos para esta tecnología, así como la agilización de la tramitación administrativa a nivel autonómico, por ejemplo, a través de la sustitución de la licencia de obras por una comunicación previa, tal y como se ha hecho en Cataluña y Baleares.

La otra dimensión de la fotovoltaica: las grandes plantas
Según los datos provisionales de Red Eléctrica de España, en 2019 se conectaron 3.975 MW de nueva potencia fotovoltaica en grandes plantas, lo que supone un récord histórico para el sector. Según UNEF, “este importante crecimiento se debe principalmente, por un lado, al alto nivel de competitividad que ha alcanzado la tecnología fotovoltaica, que ha reducido sus costes en un 95% en la última década, y por otro, al alto grado de cumplimiento de los proyectos fotovoltaicos adjudicatarios de las subastas de energías renovables celebradas en 2017”. Según REE, de los 4.000 MW adjudicados de fotovoltaica, en 2019 se han llegado a conectar 3.728 MW aproximadamente, un 93% del total. En este nicho de negocio, la Asociación señala como “una de las prioridades para nuestro sector” la aprobación de un real decreto de Acceso y Conexión “que establezca un proceso de ordenación de la concesión de los puntos de acceso y conexión basado en el principio de transparencia en la información y en la prioridad a aquellos proyectos que puedan acreditar su madurez, sin perjudicar a los pequeños desarrolladores”.